Tras un año de reclamos en la Municipalidad, los integrantes de la Asociación Civil Inundados de Luján decidieron poner manos a la obra el sábado 2 de junio comenzaron a quitar todas las ramas, troncos y basura que impiden el normal escurrimiento del agua a la altura del Puente Almirante Brown. Luego de 3 fines de semanas consecutivos lograron finalmente concluir con las tareas sobre el puente y despejaron todo para que el agua pueda escurrir rápidamente.
Y lejos de cesar con esta actividad tan importante, el sábado 23 los integrantes de la Asociación Civil Inundados de Luján realizaron otra jornada de trabajos sobre la cuenca.
En ese caso, se llevó a cabo la limpieza de las márgenes del río Luján en la zona céntrica de la ciudad. Mientras que el sábado 30 de junio se trasladaron a Jáuregui. Allí, junto con los vecinos que conforman el grupo Inundados Jáuregui, limpiaron y pintaron el tradicional puente peatonal que comunica la avenida Flandes con el Parque Industrial Villa Flandria.
El sábado 21 del corriente, los integrantes de la Asociación Civil Inundados de Luján trabajaron en el tramo comprendido entre los puentes Mitre y Dr. Muñiz, sobre la margen que da a la calle San José. Concretamente, en la misma zona en la que limpiaron el sábado anterior, aunque en el lado opuesto.
En este caso, se removieron tanto árboles de gran porte como también ramas y basura acumulada. Esta limpieza es el compromiso asumido por esta asociación de eliminar todos los árboles que pueden llegar a ser factibles obstáculos para el buen escurrimiento del río, además crear un ambiente más amigable en las márgenes del río desde Luján hasta Jáuregui y que, de esta manera, el ciudadano pueda encontrar un ámbito de esparcimiento y se logre un corredor libre para el buen drenaje del río.
Además este trabajo que vienen desarrollando desde la Asociación Civil Inundados de Luján también es una forma de concientizacion para la sociedad, con el objetivo de proteger el medio ambiente y mantener limpias las riberas.
Esta asociación sostiene que es la forma más positiva de protesta, para que los funcionarios sepan y sientan que no todo es culpa de la falta de fondos, sino todo lo contrario: es gestión, esfuerzo, voluntad, dedicación y, por sobre todo, un compromiso hacia la comunidad y en especial para todas aquellas personas que han sufrido alguna vez las inundaciones.

LAS IMAGENES DE ESTA NOTA MUESTRAN EL TRABAJO DE LA ASOCIACIÓN “INUNDADOS DE LUJÁN” ELLOS SON EJEMPLO DE QUERER ES PODER Y UN EJEMPLO A IMITAR, ESPECIALMENTE POR AQUELLOS QUE DICEN QUE LE INTERESA LA GENTE.